El sector alimenticio requiere de soluciones que ayuden a mejorar la velocidad del procesado de higiene y el respeto por la cadena de frio para que no se afecte la calidad de los productos.